Conéctate con nosotros

Mundo

¡Polémica! Obligan a enseñar la Biblia en escuelas de Oklahoma

El principal funcionario de educación de Oklahoma ha ordenado a todas las escuelas públicas del estado que enseñen la Biblia y los Diez Mandamientos a sus estudiantes en una medida que, según los críticos, viola la Constitución de los Estados Unidos.

Ryan Walters, superintendente de instrucción pública de Oklahoma, anunció la directiva en una reunión de la junta del Departamento de Educación el jueves, requiriendo “cumplimiento inmediato y estricto”.

Llamó a la Biblia “uno de los documentos más fundamentales utilizados para la Constitución y el nacimiento” de los Estados Unidos. Es un “documento histórico necesario para enseñar a nuestros niños sobre la historia de este país, para tener una comprensión completa de la civilización occidental, para comprender las bases de nuestro sistema legal”, argumentó Walters.

Cada aula en Oklahoma, desde el quinto al duodécimo grado, debe tener una Biblia, y todos los maestros deben enseñar usando la Biblia en el aula, añadió.

El anuncio atrajo críticas de organizaciones de derechos civiles y grupos que abogan por la separación entre Iglesia y Estado.

“Exigir una Biblia en cada salón de clases no mejora la clasificación de Oklahoma en el puesto 49 en educación”, dijo el representante estatal Mickey Dollens en un comunicado. “El superintendente estatal debería centrarse en educar a los estudiantes, no en evangelizarlos”.

Los críticos también afirman que la nueva sentencia es inconstitucional. La Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos garantiza la libertad de religión y prohíbe al Estado patrocinar o establecer una religión en particular.

La constitución de Oklahoma va aún más lejos y estipula que las escuelas públicas no deben ser sectarias y no beneficiar a “ninguna secta, iglesia, denominación o sistema religioso”.

El fallo se produce después de que a principios de esta semana la Corte Suprema de Oklahoma bloqueara un esfuerzo en el que Walters estaba involucrado para establecer la primera escuela autónoma religiosa financiada con fondos públicos en Estados Unidos.

El sindicato de maestros del estado también protestó por la orden bíblica de Walters, diciendo que “enseñar sobre el contexto histórico de la religión” está permitido. Sin embargo, las escuelas públicas no pueden “adoctrinar a los estudiantes con una creencia religiosa o un plan de estudios religioso particular”, dijo la Asociación de Educación de Oklahoma en un comunicado.

La directiva de Oklahoma llega una semana después de que el gobernador de Luisiana firmara una ley que ordena a todas las escuelas públicas mostrar los Diez Mandamientos en las aulas.

Días después, varias familias respaldadas por grupos de derechos civiles demandaron al estado de Luisiana, sosteniendo que la legislación viola la Constitución de Estados Unidos y “presiona” a los estudiantes para que adopten la religión favorita del estado.

Con informaciòn de RT


Síguenos en Facebook, Twitter he Instagram y recuerda Unirte a nuestro grupo de WhatsApp para mantenerte informado.